Entrenamiento robótico para niños con parálisis cerebral

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid en España han puesto a punto una plataforma robótica de entrenamiento para niños con parálisis cerebral. Los resultados, demuestran que se trata de una interesante herramienta terapéutica.

La debilidad es uno de los problemas de mayor relevancia clínica y mayor dificultad de manejo de los trastornos motores de los niños con parálisis cerebral. Dentro de las estrategias de tratamiento, parece crítico que el entrenamiento muscular tenga una orientación hacia la actividad que se desea reeducar.

CP-Walker

Es un andador, pero también un exoesqueleto, una plataforma robótica de entrenamiento para niños con parálisis cerebral. Los resultados, publicados en el Journal of NeuroEngeneering and Rehabilitation, demuestran la mejoría clínica de fuerza y potencia tras el uso de la plataforma.

“Atendiendo las necesidades específicas de niños con parálisis, diseñamos una plataforma robótica para cubrir las limitaciones encontradas”, explica Sergio Lerma Lara, del CSEU La Salle, centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid.

Figura ilustrativa de la plataforma CP-Walker y el programa de entrenamiento. Tomado de: Bayón et al. Journal of NeuroEngeneering and Rehabilitacion (2018). (Foto: UAM)

La plataforma CP-Walker se plantea como una nueva herramienta dentro de las estrategias de intervención en fisioterapia para los niños con parálisis cerebral.

Estudios tridimensionales

Como parte del trabajo, se realizaron estudios tridimensionales en el Laboratorio de Análisis del Movimiento del Hospital Niño Jesús, para caracterizar los trastornos del movimiento y planificar las estrategias de entrenamiento muscular necesarios.

Las principales estrategias de entrenamiento disponibles con la plataforma tienen que ver con la asistencia o resistencia al movimiento de las principales articulaciones del miembro inferior, la modificación de la velocidad de ejecución de los movimientos y la descarga del peso del niño durante el entrenamiento.

Ventajas

Las ventajas que tiene frente a otras tecnologías de rehabilitación es su versatilidad. El terapeuta puede seleccionar a través de una interfaz distintos modos de control de forma individualizada por articulación, para así adaptarse a las necesidades de cada paciente. Al mismo tiempo, el clínico tiene control sobre el peso soportado por el paciente en ejercicios con desplazamiento real sobre el entorno de rehabilitación.

En el caso de los niños, que presentan una plasticidad cerebral superior a la de los adultos, la terapia tendrá más éxito en la mejora de los patrones motores.

Una rehabilitación global

Según el investigador del CSIC, la nueva plataforma permite la aplicación de terapias de rehabilitación globales (involucrando diferentes partes del cuerpo, tal y como ocurre con la marcha de una persona sana) basadas en un entrenamiento específico, repetitivo e intensivo. Este tipo de terapias inducen plasticidad neuronal y, una reorganización cortical del daño cerebral.

Además, se trata del “primer entrenador robótico” con un soporte pesado que permite al paciente desplazarse libremente y “aprovechar su capacidad residual de movimiento para aprender patrones motores sanos y fortalecer su musculatura”.

Deja un comentario