exitos
Noticias de marketing

El caso de éxito en marketing más claro del año

El hype del Satisfyer

En análisis posteriores al fin de semana del Black Friday, cuando se hace balance de lo más vendido y de lo que, todos los consumidores quieren, un producto parecía ser un éxito. Si en el año anterior pocos dudaban que los grandes triunfadores habían sido los altavoces inteligentes, en este pocos lo hacían con respecto al Satisfyer.

En el clásico resumen de lo más vendido que lanza Amazon tras el fin de semana. Había sido uno de los tres productos más vendidos el Ciberlunes. El estimulador compartía espacio con unos auriculares bluetooth, una pulsera inteligente, un robot aspirador y juguetes. En los clásicos artículos que la prensa generalista dedica a las ventas de esa campaña, el dispositivo era también una presencia recurrente. Aparecía en las previas, como la previsión de lo que más se iba a vender, y en los cierres de ventas, como el producto que había sido el rey.

Y las ventas en esos días apuntaban ya en otra dirección: era algo que la gente parecía querer y que se podía esperar que se acabase convirtiendo en el producto de la campaña de Navidad. Un estudio de Idealo apuntaba hace unas semanas que el Satisfyer Pro 2 iba a ser el regalo estrella de la campaña de Navidad.

Entre septiembre y diciembre, habían detectado un aumento en las búsquedas de un 497%. “Las redes sociales y el boca a boca son la principal causa de que este éxito se haya extendido como la pólvora, gracias a la miles de recomendaciones, opiniones y testimonios en los perfiles afirmando sus múltiples beneficios”, explicaban en la nota de prensa.

Cómo logró que todo el mundo hablase de ellos

Su imagen, su nombre y sus valores de marca se han hecho muy populares. Es probable que todo el mundo sepa ya qué es el Satisfyer y para qué sirve. El hecho de que sea ya elemento recurrente en los memes y en el humor demuestra que se ha asentado como elemento casi de la cultura popular.

De aparecer en las revistas “femeninas” y como recomendaciones vía influencers seleccionadas, saltó a los telediarios y a los programas generalistas. Hasta los más tradicionales programas matinales acabaron hablando del producto de éxito.

Una estrategia escalada, que empezó con las influencers y acabó con los medios de comunicación, ha llevado a que sea uno de los productos estrella de la campaña de Navidad

En septiembre, cuando la fiebre del producto no había estallado, algunos medios ya empezaban a apuntar hacia el futuro hype. En Xataka explicaban como una campaña con influencers del ecommerce PlátanoMelón había tenido un efecto llamada en las ventas: a finales de septiembre, las unidades del producto se estaban agotando online. Durante el verano, como recordaban entonces en el análisis de Xataka, varias influencers habían hablado del estimulador en sus perfiles de Instagram pero en septiembre llegó el momento de más éxito.

Fue cuando Moderna de Pueblo publicó su viñeta y cuando el interés se disparó. “En este momento todo el mundo lo conoce. Desde que las youtubers le fueron dando cancha fue ganando fama y está entre los más vendidos”, explicaba la responsable de una tienda especializada al suplemento de uno de los muchos periódicos que han hablado sobre el tema.

Dado que el tema generaba interés, los medios se sumaron al bombazo. Las campañas con influencers no eran necesarias y el crecimiento del producto ya se convertía en orgánico. Los medios se lanzaron a una carrera por publicar artículos sobre el producto y columnas sobre el tema.

Las gráficas de búsqueda que arroja Google Trends lo dejan claro. El último trimestre del año fue el del acelerón de la popularidad del producto. España fue en paralelo con la tendencia global, aunque el crecimiento en el mercado español fue más notable.

El Satisfyer pasó de protagonizar búsquedas residuales a ser la estrella del momento (en el gráfico global partía ya de una cierta base).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *